Cómo ahorrar energía en tu oficina

Cómo ahorrar energía en tu oficina

Ahorrar energia en oficinas y negocios

Ahorrar energía en tu oficina es muy necesario si quieres darle mayor rentabilidad a tu negocio. En este artículo te contamos cuáles son las mejores tarifas de luz y las principales medidas de ahorro para conseguir tu propósito.


Uno de los gastos más importantes que tiene una oficina es el suministro energético, mucho más de los consumos domésticos. Por ese motivo es imprescindible ahorrar energía y optimizar al máximo el consumo; y es que, al fin y al cabo, un gasto energético no optimizado puede suponer elevar el coste en demasía cuando en realidad no es necesario. Asimismo, un consumo no optimizado supone a la oficina pagar un coste mayor del necesario, lo cual podría reducir la rentabilidad del negocio. Si queremos que nuestra oficina ahorre energía y, por tanto, se reduzcan los costes, tenemos que poner en marcha un plan de ahorro energético que reposa en dos pilares: tarifas de energía y medidas para la optimización.


Tarifas de energía 


El primer paso para el ahorro en tu oficina es escoger una tarifa que te permita consumir electricidad y gas al mejor precio. En el caso de la luz, lo primero que tienes que hacer es buscar una tarifa en Endesa o de cualquier otra comercializadora con discriminación horaria. La discriminación horaria de Endesa permite disfrutar de un precio menor en las horas promocionadas, de manera que si el grueso del consumo se produce en esas horas, puedes conseguir un importante ahorro en tu oficina. La discriminación horaria está disponible tanto en Endesa como en las principales compañías españolas.

 

Es posible, en cualquier caso, que una tarifa de discriminación horaria no satisfaga las necesidades de tu oficina porque el consumo se efectúa a lo largo de todo el día y no se puede agrupar el grueso del consumo a las horas promocionadas. En estos casos es conveniente contratar con las compañías de luz en España una tarifa estable. Esta modalidad de contrato se caracteriza porque las compañías de luz de cobrar un único precio fijo a lo largo del día. En cualquier caso, si estás entre una modalidad y otra, puedes utilizar un comparador de luz. Esta herramienta gratuita permite conocer de un solo vistazo y sin coste alguno las tarifas que mejor se adaptan a tu oficina.


Medidas para el ahorro


Unas tarifas con los precios más adecuados para tu oficina permite que el coste sea el más barato posible. Sin embargo, podemos llevar el ahorro aún más lejos si se consigue optimizar al máximo el uso de la energía. Conseguirlo es muy sencillo, solo hay que seguir estos sencillos trucos.

 

      Aprovecha al máximo la luz natural: Muchas veces no es necesario tener encendidas las luces si la oficina cuenta con un gran ventanal.

      Utiliza bombillas de bajo consumo: Las bombillas de bajo consumo de la modalidad LED son las más recomendables ya que precisan de una menor cantidad de energía para funcionar y, además, no calientan. Asimismo, las bombillas LED pueden cambiar la intensidad de la iluminación, de manera que son perfectas para combinarlas con la luz natural.

      Instala un aparato de aire acondicionado de categoría A: A pesar de que son mucho más caros que los de categorías superiores, tienen garantizado no solo un menor consumo - lo que se traduce en una reducción del coste de energía - sino una mayor durabilidad.

      No dejes ningún aparato en modo ‘stand by’. Asegúrate de dejar los aparatos completamente apagados cuando no vayas a utilizarlos.

      Infórmate en sitios webs especializados sobre nuevas medidas sobre eficiencia energética, como es el caso de este artículo.