AREAS miembro fundador de la Confederación Española de Areas Empresariales.

AREAS miembro fundador de la Confederación Española de Areas Empresariales.

El martes 17 de febrero ha sido constituida en Madrid la Confederación Española de Áreas Empresariales (CEDAES), por entidades gestoras de áreas empresariales que representan a los polígonos industriales de ocho comunidades autónomas. Son miembros fundadores de CEDAES las federaciones de Polígonos Empresariales de la Comunidad Valenciana (FEPEVAL), Áreas Empresariales de Asturias (AREAS), la Federación de Parques Empresariales de la Región de Murcia (FEPEMUR), la Unió de Polígons Industrials de Catalunya (UPIC), la Federación Galega de Parques Empresariais (FEGAPE), así como la Asociación de Empresarios de (ADECA) de Castilla La Mancha, la Asociación Polígono Industrial Tanos Viérnoles (APETAVI) de Cantabria y la Comunidad de Propietarios del Parque PISA de Sevilla. Partiendo de la hasta ahora nula defensa de los intereses de los parques empresariales a nivel estatal, CEDAES tiene por objeto representarles en el ámbito nacional, hacer llegar a las administraciones públicas sus inquietudes y problemas, a la vez que ser un medio de intercambio de experiencias y buenas prácticas. Según su presidente Santiago Salvador “CEDAES supone una magnífica plataforma que nos va a permitir progresar en la gestión de nuestros parques empresariales, lugar en el que se genera aproximadamente el 50% del PIB de España, y espacio de generación de empleo y riqueza. Actualmente, las áreas empresariales son los barrios olvidados de nuestros municipios, soportan una importante carga tributaria sin apenas contraprestación ni servicios, siendo precisamente esta dejadez y descuido un lastre para uno de los pilares de la recuperación de la economía”. AREAS ha trasmitido a sus socios nacionales, y así se ha acordado por unanimidad, que CEDAES debe hacer llegar al legislativo y ejecutivo nacionales iniciativas para impulsar una muy necesaria eficiente gestión de nuestros parques empresariales, en particular en lo referente a comprometer a la administración pública local en su mantenimiento y conservación, avanzar en fórmulas de colaboración público-privada así como la mejora de las infraestructuras de comunicación y de información.